09 junio 2011

Del Eterno Retorno y la Insoportable Levedad


La idea del eterno retorno es misteriosa y con ella Nietzsche dejó perplejos a los demás filósofos: ¡pensar que alguna vez haya de repetirse todo tal como lo hemos vivido ya, y que incluso esa repetición haya de repetirse hasta el infinito! ¿Qué quiere decir ese mito demencial?

El mito del eterno retorno viene a decir, per negatio-nem, que una vida que desaparece de una vez para siempre, que no retorna, es como una sombra, carece de peso, está muerta de antemano y, si ha sido horrorosa, bella, elevada, ese horror, esa elevación o esa belleza nada significan. No es necesario que los tengamos en cuenta, igual que una guerra entre dos Estados africanos en el siglo catorce que no cambió en nada la faz de la tierra, aunque en ella murieran, en medio de indecibles padecimientos, trescientos mil negros.

¿Cambia en algo la guerra entre dos Estados africanos si se repite incontables veces en un eterno retorno?
Cambia: se convierte en un bloque que sobresale y perdura, y su estupidez será irreparable.

Si la Revolución francesa tuviera que repetirse eternamente, la historiografía francesa estaría menos orgullosa de Robespierre. Pero dado que habla de algo que ya no volverá a ocurrir, los años sangrientos se convierten en meras palabras, en teorías, en discusiones, se vuelven más ligeros que una pluma, no dan miedo. Hay una diferencia infinita entre el Robespierre que apareció solo una vez en la historia y un Robespierre que volviera eternamente a cortarle la cabeza a los franceses.
Digamos, por tanto, que la idea del eterno retorno significa cierta perspectiva desde la cual las cosas aparecen de un modo distinto a como las conocemos: aparecen sin la circunstancia atenuante de su fugacidad. Esta circunstancia atenuante es la que nos impide pronunciar condena alguna. ¿Cómo es posible condenar algo fugaz? El crepúsculo de la desaparición lo baña todo con la magia de la nostalgia; todo, incluida la guillotina.


Si cada uno de los instantes de nuestra vida se va a repetir infinitas veces, estamos clavados a la eternidad como Jesucristo a la cruz. La imagen es terrible. En el mundo del eterno retorno descansa sobre cada gesto el peso de una insoportable responsabilidad. Ese es el motivo por el cual Nietzsche llamó a la idea del eterno retorno la carga más pesada (das schwerste Gewicht).

Pero si el eterno retorno es la carga más pesada, entonces nuestras vidas pueden aparecer, sobre ese telón de fondo, en toda su maravillosa levedad.
¿Pero es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad? La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será.

Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real sólo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes.

Entonces, ¿qué hemos de elegir? ¿El peso o la levedad? Es una incógnita. Sólo una cosa es segura: la contradicción entre peso y levedad es la más misteriosa y equívoca de todas las contradicciones.

Milan Kundera
La Insoportable Levedad del Ser

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"mi operación ha consistido las más de las veces en sustraer peso; he tratado de quitar peso a las figuras humanas, a los cuerpos celestes, a las ciudades, he tratado sobre todo de quitar peso a la estructura del relato y el lenguaje" Calvino en La levedad.
No sólo hombres de la literatura y filosofía, también muchos hombres del arte han perseguido ese vuelo que les lleva a desplazar sus pensamientos y afectos para experiemntar otras maneras y formas de expresión... Quizás sea esto lo que le salva de ser una "cuestión de mercado" :)

Anónimo dijo...

Actualitza el blog hec!!

Man and Van dijo...

nice blog

DePelos dijo...

Buen Blog. Ojalá lo retomes.

aryh884 aryh884 dijo...

????,??????,???,???,???,???,???
???,???,???,??? ,???,???,???
???,???,???,???,???,???,???
???,???,???,???,????
??,??,???,?,?,???
??,???,???,??,??,??

deco dijo...

http://deco.blogdiario.com/

porqueta empoderada dijo...

sempre m'ha intrigat sobremanera la teoria de l'etern retorn.
Si tot ha de tornar a passar, com podriem ser-ne responsables? Si tot està per fer deu ser que no som tan insignificants en relació amb el nostre entorn i el món?
Si el destí depen únicament de nosaltres suposa una responsabilitat important i aquí guanya pes la meva lluita (antiespecisme, feminisme, socialisme). Sinó, puc justificar menjar truites de riu farcides amb panceta a doquier...

Pel que fa a mi, no he pogut decidir-me mai respecte a si el temps és lineal o cíclic, sempre l'he imaginat més com a pendular seguint una trajectòria prospectiva.
Espero que la insoportable levedad del ser m'ajudi a aclarir-me :)